La Cruz de la JMJ llega al colegio de Sevilla

En el colegio de Sevilla hemos tenido la suerte de acoger por unas horas la Cruz que el Papa Juan Pablo II regaló a los jóvenes. Ha sido una experiencia preciosa; aún, una semana más tarde, se nos sigue iluminando a muchos la cara al recordarla. Primero hubo una adoración con alumnos de bachillerato del colegio, y de otros colegios de la zona. Era impresionante ver la iglesia LLENA de jóvenes, todos en clima de oración, congregados por Jesucristo ante la Cruz... En la oración, hubo un momento de adoración personal en el que todos nos pudimos acercar a adorarla. Fue precioso ver a tantos arrodillarse ante ella, apoyar la cabeza, poner las manos, descansar en ella....; los rostros se cambiaban al acercarse, se emocionaban; todo esto en clima de silencio y profundo respeto, con los cantos del coro de fondo.
 
Luego hubo una pequeña adoración de los alumnos de Secundaria, y posteriormente 4º, 5º y 6º de Primaria también tuvo su momento de oración por clases ante la cruz. Una imagen preciosa verlos acercarse algunos nerviosos y apenas sin saber qué hacer, y arrodillarse y rezar.
 
A las 17.30 llegó el momento de la adoración de los adultos. Gente muy distinta: padres con sus hijos pequeños de la mano (alguno, incluso, se acercó con su hijo dormido en brazos), antiguas alumnas, madres y padres del colegio, jóvenes, religiosas... Todos adorando la Cruz, compartiendo un rato que nos hacía sentir unidos mientras nos acercábamos a poner junto a Jesucristo el sufrimiento del mundo, de tantos, y nuestro propio sufrimiento.
 
Una oportunidad de sentirnos Iglesia, de unirnos a tantos que como nosotros, se han acercado a adorar la Cruz de Cristo; de unirnos a tantos hermanos que sufren, de disfrutar viendo a otros rezar, de dejar que Jesucristo hablase a nuestro corazón con los gestos, los cantos, su Palabra, su Cruz...
 
Para ver las fotos pulsa aquí.
 
Mercedes Jurado