Domingo 3 de abril, 4º de Cuaresma ciclo A

 

a.    El ciego, de la ceguera a la visión: conocimiento progresivo, de menos a más, de la persona de Jesús:
  • Primero: “Se llama Jesús”; 
  • Segundo: “Es un profeta”; 
  • Tercero: “Procede de Dios”; 
  • Cuarto: “Es el Señor”.
De menos a más, hasta su adhesión total. Como alguna de nosotras, como cualquiera de nosotras.

b.    Los fariseos de la visión a la ceguera: dudas, rechazos, insultos, expulsión de la sinagoga.
De menos a menos, como alguna vez  observamos que ocurre, como alguna vez, alguna de nosotras.

c.    En las oscuridades y cegueras de la vida, Jesucristo es Luz, Mediodía, Visión.
¡En las oscuridades y cegueras de la vida!, cuando no vemos, cuando no sabemos, Jesucristo: Luz, Mediodía, Visión; - alguna vez para acabar viendo y sabiendo;
  • alguna otra vez para soportar el no ver y el no saber, sin desesperanza, ¡que no es poco!

d.    La segunda lectura del domingo nos va a decir:
"En otro tiempo erais tiniebla, ahora sois luz en el Señor. Caminad como hijos de la luz (toda bondad, justicia y verdad son fruto de la luz), buscando lo que agrada al Señor, sin formar parte de las obras estériles de las tinieblas, sino más bien poniéndolas en evidencia…” (Ef 5,8-10).