Feli en el corazón de Dios

•    ¡Qué Buena Noticia decirle a la gente: ¡Estás en el Corazón de Dios!
•     Querer:   dícese de la acción de dejar entrar a alguien en nuestro corazón; Sentirse querido: dícese del convencimiento de “saberse” en el corazón del otro.
•    ¿A quién llevas en el corazón?
•    ¿Dónde estás?: en muchas ocasiones la única certeza es decir: ¡Seguro, en el corazón de Dios!
•    ¿Te imaginas una Iglesia en la que todo el mundo se sienta así, como en el Corazón de Dios?
•    ¡Tendríamos que hacer un homenaje a los sillones! … nos pueden decir mucho de la acogida de Dios!
•    Saberte en el corazón de Dios ¡Descansa!
•    ¡Acoger siempre!, ¡cuidar siempre!, ¡empeñarnos en ser lugar de descanso para otros! Es ser signo del Misterio entrañable de Dios. Y la mejor Pastoral.
•    ¡Te llevo en el corazón! ...
•    …
•    Y a ti ¿qué te sugiere?