Vivir en tu presencia

Vivir en tu presencia
es un dulce vivir
Tú, cerca de mi vida
tú, dentro de mis sueños,
tú, sólo tú,
tú, siempre tú
Vivir en tu presencia
me hace feliz.
Vivir pensando
que tú me miras
es un dulce pensar.
Nunca estoy solo, siento,
me inunda
tu mirada de padre,
tu mirada de Dios,
tu mirada de día y de noche
penetrando
hasta lo más profundo de mi vida.
Tu mirada la siento
y me hace feliz.
Vivir pensando
que tú me amas
es un modo que tengo de amar.
Y me siento sereno,
y me siento seguro.
Vivir pensando
que tú me amas
con amor infinito,
con amor diferente,
con amor para siempre,
ME HACE FELIZ.

Consuelo Ojeda