Bese, Señor

Bese, Señor tu Espíritu
mi frente,
besando mis pensamientos
y su dolor.
Bese, Señor, tu Espíritu
mi corazón,
calladamente,
besando mis sentimientos,
que queman, que arden,
que duelen.
Bese, Señor, tu Espíritu
mi boca,
besando mis palabras
que matan, que ahogan.
Bese, Señor, tu Espíritu
mis manos
que tocan para llenarse
sin llenarse.
Besa, Señor, con tu Espíritu
mi vida.
Que es tuya,
para que sea
definitivamente TUYA.
Irene del Río 31.05.09