Peregrino

Nunca pregunté tu origen,

Peregrino.

Lo que de ti me interesa

es que vas por el camino

hacia adelante

con un corazón amante

que suena un alto destino.

La pobreza de tu traje,

tu vida simple y frugal,

tu carencia de equipaje,

y tu idea fija, muy fija,

en tu ideal.

Nada te turba ni inquieta,

nada tienes que perder,

caminar hacia la meta

es tu quehacer.

Caminar...

No es que me asombre

no saber

ni tu historia ni tu nombre.

Me asombra que seas constante

en tu anhelo divino.

Siempre, siempre hacia adelante,

caminante,

PEREGRINO