Yo vivo, yo respiro, yo sufro,

yo soy protagonista de mi vida.

Yo vivo mis tragedias, mis fracasos,

mi enorme soledad.

Y pregunto ¿por qué?

 

Y Teresa de Calcuta me responde:
viven y respiran y sufren,

y son protagonista de mi vida.

Yo vivo sus tragedias, sus fracasos,

su enorme soledad...

Y pregunto ¿por qué?

Y Teresa responde:

Yo contemplo la vida

desde la otra ribera

se han cambiado las luces

al cruzar la frontera.

 

Consuelo Ojeda