•    ¡Silencio! ... Dios habla........
•    Lo más importante requiere silencio. Y cuanto más silencio, más mensajes importantes a escuchar.
•    Lo nuestro es hacer silencio, lo suyo amar en él.
•    ¿Qué,  qué es la oración?... callar,...mirar,...escuchar el constante “te quiero” de Dios.
•    A veces un ssshhh nos saca del ruido y nos abre los ojos del corazón.
•    El no nos deja enredarnos en nuestras palabras, excusas,: “Padre he pecado contra el cielo y contra ti,- ssshhh, traedle la mejor túnica, preparad el cabrito,...”
•    Su única palabra, SU única PALABRA: un “te quiero”.
•    Calla, no importan tus pecados,-----ssshhh----- te quiero.
•    ¡Ojala hiciésemos ssshhh a tantos ruidos que nos impiden saborear lo mejor!
•    ¡Cuántas cosas en el silencio nos hablan del “te quiero” de Dios.
•    A veces la única manera de hacer silencio es que alguien nos calle: ...ssshhh
•    ....


Y a ti ¿Qué te sugiere?