Te esperaré  mi buen Amante
a que vengas y me des un abrazo
y traigas toda tu ropa para quedarte.
Te esperaré. Eso es lo único
que puedo hacer hoy.
Desde que no estás aquí,
conmigo,
puedo hacer muy pocas cosas…
he olvidado
las formas del AMOR,
del color, del día,
de la música…
por eso, solo puedo ESPERARTE
y no desesperar
en mi ESPERA,
sangrante y agitada a ratos,
rendida y anhelante otras veces…
Necesitada de Ti SIEMPRE.

Irene del Río