•    ¿Quién enciende tu corazón? ¿Quién le da luz?
•    A veces es más fácil buscar fuera  de uno. Pero ¡qué diferencia cuando se encuentra respuestas  por dentro!.
•    ¡Cuánta gente con luz propia nos ayuda en nuestra fe!
•    Ante una realidad de noche: buscad, encended…hasta que el  Señor  ilumine nuestro corazón.
•    Luz por fuera, luz por dentro ¿De qué luz estamos hablando?
•    Que se iluminen los ojos del corazón.
•     “ La tierra era una soledad caótica y las tinieblas cubrían el abismo” “Y dijo Dios: qué exista la luz. Y la luz existió. Vio Dios que la luz era buena y la separó de las tinieblas”. Gn 1,1 El mundo caminaba en tinieblas y una luz…
•    Allí donde haya oscuridad ponga yo mi  luz
•    Un corazón iluminado irradia más que cien mil bombillas
•    ♫ En la oscuridad de la noche en tu vida y tu corazón, sólo una luz brilla y es visible a los ojos del mundo, la del corazón, el corazón de Dios, …♫
•    Bienaventurados los que viven encendiendo luces y más todavía los que encuentran en su vida la LUZ.
•    “Yo soy la Luz del mundo”
•    No hay noche oscura si en el corazón brilla una luz, pequeña pero luz.
•    Cuando el corazón se ilumina, la vida es de otra manera.
•    ¡Ojala tuviésemos una cadenita para encender los corazones de los demás, e incluso el mío!
•    Hasta que el  propio corazón no se enciende, la vida camina con luz prestada. ¿Con qué luz vivo yo?
•    …


•    Y a ti ¿Qué te sugiere?