Las cosas no son lo que parecen, y quién mejor que Mandela para mostrarlo. ¿Cómo es tu mirada?