Evangelio Mc-1,29-39-(Domingo 8 Febrero 2015)