¿Conocerte AMOR
será llorar un poco,
perseguir un no sé qué
que se me escapa
y que está tan fuera de mí
pero que cuido con mimo y respeto?
¿Tratarte será
mirarte mucho,
preguntarte con los ojos
y seguir escondiéndome
tras de ti
para llamarte por el
nombre único
que te mereces?
¿Abrazarte será
arrojarte a tu propio campo,
darle color a tu cuadro
sin firmar
nunca que fui yo
quien tanto quiso
colorearte, peinarte
esculpirte… Amarte?
¿Amarte AMOR será
tener el corazón en vela,
buscar maneras
de enamorarte,
no desechar ninguna teja de tu tejado,
enmendar las escaleras
sin que Tú sepas que te estoy amando?

¿Este llorar por dentro,
con tu rostro en mi cabeza
y mi voz sin llegar a gritarte
será que es amor, AMARTE?

(Escrito después de la Confirmación, amar a Jesús en los niños. 23.04.04)
Irene del Río