Escritos a las Esclavas

DOCUMENTOS por los que se rigen las primeras esclavas


En la década (1885-1895) se fragua prácticamente todo el precioso “material” que el Marcelo Spínola legó a las Esclavas. Las religiosas lo utilizan bien manuscrito, bien impreso. Este abundante material en gran parte va completándose en años posteriores (de 1985 -1906), hasta la muerte de D. Marcelo, e imprimiéndose, en buena parte, después de su muerte.

Esta documentación, toda ella importantísima para nosotras, es de diversa índole:

     -Hay Documentos rectores: El libro del Espíritu y las Constituciones.

     -Hay Documentos fontales para beber nuestra espiritualidad: Meditaciones, Libro de la Esclava, Devocionario.

     -Hay Documentos litúrgicos o celebrativos: Rituales de Toma de hábito y Profesión.

     -Hay Documentos riquísimos también para nuestra espiritualidad pero que no han sido directamente escritos por el Padre Fundador: Las Pláticas, y, de índole menos, la Historia de María Brevita y el Catecismo de la Esclava.

LIBRO DEL ESPÍRITU O LIBRO DE INSTRUCCIONES

Desde el principio de la Fundación circularon entre las Esclavas unos cuadernillos manuscritos conteniendo las Instrucciones, que iban siendo escritas a medida que el primer grupo fundacional necesitaba saber como conducirse, ya que aún no estaban escritas las Constituciones.

Todos los cuadernillos se hicieron imprimir, después de ser revisados por el Padre y la Madre. Para el día de San Marcelo del año 1888 probablemente tuvieron las Esclavas el Libro del Espíritu en sus manos.

El propio Padre en el prólogo dice lo que significa esta obra para nosotras las Esclavas:
    - Histórica, porque nos remonta a los orígenes de la Congregación, y sus capítulos encierran el proyecto de la misma, tal como la concibieron los Fundadores.

    - Doctrinal, porque son base y comentario de las Constituciones, ya que lo que en ella está reducido a artículos muy  breves y condensados, se desarrolla y se explica aquí con mayor amplitud.

15 capítulos constituyen la extensión de este librito

La primera edición se hace en Málaga en 1887, la segunda en Sevilla en 1903, la tercera en 1948 en Argentina.

La última edición incluye algo que otras no tenían: “las Superioras. Instrucciones para su gobierno”

La denominación de Libro del Espíritu, tal vez por el primer capítulo del Libro. El Espíritu de la Congregación, que comienza así: ”Nada interesa tanto a los que forman parte de una Congregación religiosa como conocer su espíritu, verdad tan palmaria que no ha menester pruebas

CONSTITUCIONES

Las leyes propias por las que se rigen los Institutos de vida consagrada han recibido diversos nombres, según la época. Se han llamado Reglas, Constituciones, Estatutos, formas de vida, costumbres, y otros más.

El monacato cristiano, al principio no tuvo más normativa que la Sagrada Escritura. El monje se hacía tal para obedecer al Evangelio en todas sus exigencias.
Hasta S. Agustín no aparece un escrito monástico que merezca el nombre de Regla, aunque el prototipo definitivo de Regla es la Regla de los monjes de S. Benito, que presidió toda la vida monástica durante la E. Media.

Parece que nuestras Constituciones se basan en la Regla de San Agustín.

La Regla se consideraba inmutable, en cambio las Constituciones podían cambiar según las circunstancias de tiempo o lugar.

Al llegar al Vaticano II, que dio como norma fundamental volver a los orígenes para dar a conocer la propia identidad, pone como punto de partida revisar las Constituciones.

Constituciones de 1807

Son las primeras de la Congregación. Fueron escritas por el P. Fundador y editadas en 1887. Parece que fue deseo de la Madre tenerlas para el día 17 de junio de 1887, fiesta del Sagrado Corazón, día elegido para hacer las Primeras Profesiones y fecha de la Aprobación Diocesana del Instituto. La impresión no llego hacerse hasta finales de diciembre, pero el Padre, en su dedicatoria autógrafa, pone la fecha deseada por la Madre.

El coste económico corrió a cargo del Padre.

Se encuentra dividida en 4 partes, 42 Capítulos y 306 artículos.
    1º Idea general de Institución
    2ª Del modo de actuarse la V.R. en el seno de la Comunidad.
    3ª Vida espiritual de las Esclavas Concepcionistas del D.C de Jesús.
    4ª De los medios ordinarios y extraordinarios para sostener entre las Esclavas el
       espíritu de su vocación.

Constituciones de 1903

Cuando la Congregación comienza a crecer surgen nuevas necesidades no previstas y es preciso hacer reformas y modificaciones al texto de las Constituciones primitivas.

Realizadas también por el Padre Fundador, son una reelaboración de las de 1887.

Fueron aprobadas por tres años el 3 del 9 de 1902. La aprobación definitiva es del 5/5/1909 durante el pontificado de León XIII. Ya no vivían los Fundadores.

Están divididas en tres partes, 54 Capítulos y 327 artículos.

Además incluyen tres decretos:   

    -Uno concerniente a la íntima manifestación de la conciencia   

    -Decreto de Aprobación de la Constituciones por tres años.

    -Decreto de Aprobación del Instituto.

Uso y prácticas de las Esclavas

Suman un conjunto de 23 artículos, que por su contenido, recuerdan más el concepto actual de Directorio.

En el art 9 se señala las virtudes que la Maestra debe inculcar en las Novicias.

Una explicación sobre el título de las Esclavas

    -A partir de este momento el Título es Esclavas de Divino Corazón de Jesús y de la Virgen Inmaculada.    

Dos mudanzas: 

    -El oficio del Sagrado Corazón y de la Virgen Inmaculada en sustitución del Oficio Parvo (dedicado a la Virgen).

    -La lectura espiritual pasa de hacerse en particular a hacerse en común.

MEDITACIONES

Se estableció que todos los domingos primeros de mes harían las religiosas un  día de Retiro.

El Retiro se practicó desde el primer momento de la Fundación y nuestro Padre se lo daba personalmente, o les enviaba manuscritos los puntos desarrollados de las meditaciones. Conocemos que el primer Retiro que se hizo en la Congregación, giró en torno al Evangelio de la viuda de Naím que era el correspondiente de ese domingo: Palabra de Dios y Liturgia en armoniosa unidad desde los comienzos, inspirando la vida espiritual.

Conocemos tres ediciones de las Meditaciones:  

     1ª edición de 1900. Tiene 27 meditaciones. En dos tomos.
     2ª edición de 1907. En un solo tomo que recoge 43 meditaciones
     3ª edición de 1928: Un tomo de 43 meditaciones como la anterior edición.
      
Suman un total de 43 meditaciones de distinta extensión. Para hacernos una idea, se puede hacer el retiro del mes prácticamente durante cuatro años sin repetir ninguna. Algunas se reducen a tres puntos de meditación esbozados muy brevemente. Las de mayor extensión son las destinadas a los Retiros de fin de año.

En su estructura sigue el esquema ignaciano si bien alguna vez simplificado:   

    -Preludio o composición de lugar
    -Puntos( tres puntos cada meditación)
    -Coloquio

Acostumbra a recordar en algunas el patrono para el mes próximo así como la virtud a cultivar. El coloquio suele ser siempre con el Corazón de Jesús.

En cuanto a la temática o contenido de la misma generalmente se respeta el tiempo litúrgico.

    -Algunas giran en torno a un acontecimiento salvífico (Resurrección, Pasión, Encarnación, Ascensión, Asunción…): 7
    -De tema mariano: 3
    -De Vida religiosa: 3
    -Al Corazón de Cristo: 3
    -A los patronos de la Congregación: 2
    -A la Eucaristía: 1
    -La mayoría tocan a la Vida espiritual: 19
   
A lo largo de las meditaciones salen sus temas predilectos: humildad, amor, Oración, Jesucristo, Voluntad de Dios, confianza, María, Eucaristía, y como música de fondo la aspiración a la santidad.

EL LIBRO DE LA ESCLAVA

Forma parte lo que llamamos el Libro de la Esclava del T. II del Devocionario para uso de las Esclavas Concepcionista del Divino Corazón de Jesús compuesto por el Emmo. Sr. D. Marcelo Spínola y Maestre” Y está impreso en Málaga, en 1907.

El libro debió constar de cuatro partes divididas a su vez en Capítulos:

    1ª parte: 7 capítulos: La dicha de ser Esclava.
    2ª parte: 11 capítulos: Los deberes de la Esclava.
    3ª parte: 8 capítulos: Los estados de la Esclava.
    4ª parte: 13 capítulos: Los momentos de la Esclava.

Lo que hoy abarca el Libro de la Esclava abarca hasta el Capítulo IV de la segunda parte. De un total de 39 capítulos existen 11, menos de un tercio de los anunciado en el Índice.

Pese a lo poco que ha llegado a nosotros, hay que resaltar la importancia de este libro para conocer la imagen ideal de la Esclava tal como salió de la mente y el corazón del Fundador.

    -La felicidad de la Esclava estriba en su vocación, en la elección gratuita que Dios de ella hace, no por necesidad sino por amor. Dios quiere contar con ella para el proyecto de Dios que con más calor abriga en su corazón: la salvación de los hombres.
El titulo de Esclava no es denigrante. Cristo, el Señor, la convierte en Esposa y la invita a entrar en su intimidad, a unirse con él hasta llegar a la total identificación con Él.
La Esclava vive en el país de la gracia. Todo en su vida es “pura gracia”. La elección de amor que Dios hace de la Esclava comporta una actitud activa de respuesta. Se le ha dado mucho, se le exige también mucho. Sin embargo todo lo que en su vida comporta renuncia y sacrificio se hace menos costoso porque va endulzado por el amor.

    -El deber de la Esclava es conocer el Espíritu de su Congregación, el pensamiento que en la Congregación palpita, la idea que la ha dado vida, el modo de conducirse, para que esta idea pase de la teoría  a la práctica, se vea encarnada en cada una.

    -Sigue analizando los deberes de la Esclava para con Dios, el Corazón de Jesús, La Inmaculada, los patronos de la Congregación, pero habla mas que de deberes, de relaciones, en sentido más antropológico.

Las relaciones de la Esclava con Dios han de ser relaciones de sencillez y cordial familiaridad a la vez que respeto y humildad profundos

Los intereses del Corazón de Cristo han de ser su preocupación constante. De ahí brota el celo que lleva a la Esclava a hacer que lo conozcan quienes  ignoran que Jesucristo tenga un corazón. Preocupación constante que la obliga a estar siempre atenta al Señor para ver qué quiere, qué le agrada, para hacer su voluntad, y la apremia para hacer del Corazón de Cristo su recurso en todo y siempre.

Respecto a la Inmaculada Concepción, el Padre nos dice que es misión de la Esclava enseñar, ensalzar, engrandecer, progresar y hacer amar esa maravilla de gracia que es María Inmaculada, apostolado que alcance a nuestras hermanas, a nuestras alumnas, al mundo entero.

Los Patronos de la Congregación son nuestros valedores. Ellos como amigos de Dios interponen su influencia protectora a favor nuestro.
Las relaciones de las Esclavas entre si es el último capítulo comenzado.

Páginas preciosas en las que nos habla de la vocación, la esclavitud, la sencillez, la gracia.
   
No existe más que la edición de 1907 y la edición hecha por la provincia de Argentina, sobre el libro de la Esclava en 1981.

EL DEVOCIONARIO

Está compuesto por una serie de oraciones y devociones, unas patrimonio común de la Iglesia (Rosario, Letanía, Salmo 50…) otras la mayoría originales de nuestro Padre Fundador.

En su composición, la iniciativa es a veces del Padre. Otras veces es la Madre o alguna religiosa que le piden escriba una oración para tal circunstancia.

Existe una primera edición en dos tomos de los años 1906 y 1907. Editados en Málaga. En Madrid se hace otra edición en 1945, la última es también de Madrid, de 1960.

El tomo l incluye:

    -El devocionario propiamente dicho
    -Dos opúsculo:
    -La vida y la muerte (recuerdo de unos ejercicios)
    -El alma transfigurada (recuerdo de unos Ejercicios)
    -Diversos actos de consagración al Sagrado Corazón de Jesús (1885,1887,1900)
    -Máximas y consejos dados por el P. Fundador a sus Esclavas

El tomo II agrupa una serie de escritos diversos y el Libro de la Esclava

    -Apuntes de Pláticas de EE (1886 y 1887)
    -Cuaresma de 1890
    -Última hora del año 1893
    -Ejercicios para concluir el año 1899
    -En el 50 aniversario del dogma de la Inmaculada
    -El Libro de la Esclava

¿Qué valor o sentido puede tener para nosotras este devocionario hoy? A partir de la veneración que en nosotras suscita todo lo que es la palabra autorizada del Padre, y tiene un valor objetivo, que es descubrir con unción oracional la riqueza de la espiritualidad de la Esclava del D.C.

El objetivo de un devocionario es impregnar de carisma los momentos de la vida de la Esclava: los días, las noches, el trabajo, el descanso, al viajar, al comenzar los Consejos, al comenzar los Capítulos. Todo ello lleno de expresiones que recuerdan a la Esclava lo que es y para lo que vive.

La profusión de oraciones puede darnos la sensación de asfixia. Estas oraciones no fueron simple y expresión devocional, porque recordaban y llevaban a la Esclava a actualizar y expresar esa auténtica “devotio” que es entrega total, absoluta y libre de su vida al Corazón de Cristo, su Señor, hasta dar la vida por El.

RITUAL O CEREMONIAL

La primera edición del Ritual de la Toma de Hábito surge  en octubre de 1885. Es un pequeño folleto tamaño cuartilla de apenas 8 páginas.

Hay un segundo ritual, editado en Málaga, folleto tamaño cuartilla de 24páginas que contiene el ritual para la toma de hábito y los rituales para la Primera y Segunda Profesión. Así dice la portada: Ceremonial para la toma de Hábito y 1ª y 2ª Profesión de las Esclavas Concepcionistas del Divino Corazón de Jesús, dispuesto por D. Marcelo Spínola y Maestre, Obispo de Málaga.

LAS PLÁTICAS

Bajo este título, Pláticas, recoge Madre Esperanza mucho de la predicación tenida por nuestro Padre en las Capillas de las Esclavas y en gran parte dirigida a las Esclavas, pero no en exclusividad.

Desde comienzo ocupó un lugar importante en la formación de las Esclavas la predicación. El Padre hablaba a las Esclavas dos veces por semana, jueves y domingos. Esta costumbre se mantuvo incluso en Málaga. Cuando el Padre no puede, va delegando en otros sacerdotes de su confianza, pero este alimento no falta a la Comunidad.

M. Esperanza nos advierte en su prólogo del valor de estos escritos para las futuras Esclavas, a pesar “de que mi pluma las haya desfigurado, quitándoles tal vez el matiz delicado con que fueron dichas”

Recopiladas en tres tomos, fueron impresas en 1908 (T.I), 1909 (T.2) y 1912 (T.3) en Sevilla. Suman un  total de 2.714 páginas.

Tomo l

    -Ejercicios Espirituales

        -A las señoras de Málaga (1892, 1893, 1895).
        -A las Esclavas (1892,1893, 1894, 1895, 1901, 1902, 1903, 1904, 1905).
        -Retiro fin de año (1892 y 1893)

    -46 pláticas dirigidas a las Esclavas

Algunas de ellas responden a las instrucciones de los jueves y domingos que en un estilo coloquial suelen comenzar con las preguntas del Padre “vosotras diréis de lo que se va hablar estar tarde” y en las que frecuentemente interrumpe la Madre o alguna obra religiosa…Pertenecen muchas de ellas al periodo de Málaga y Ronda, a juzgar por algunas alusiones que hace posible saberlo. Temas todos de un gran interés para nosotras, en la línea del Libro del Espíritu y del Libro de la Esclava, tales como el celo, los deberes de la Esclava, la bondad, importancia de la educación, los caracteres del amor de Dios, etc…

Tomo II

Contiene este tomo 192 pláticas de la cuales  

    -Unas 58 son ceremonias de tomas de hábito, profesiones y últimos votos (entre 1892-1905) además de algún aniversario.
    -Unas 80 siguen el año litúrgico.
    -Unas 54, temas especialmente dirigidos a las Esclavas, mas un  triduo a Santa Ana y un ejercicio de las Siete palabras.

Tomo III

Forman un conjunto de 143 pláticas de las cuales:

    -95 siguen el año litúrgico
    -48 de temas diversos: 3 novenas al Corazón de Jesús, 2 ejercicios de las Siete Palabras, 14 Primeros Viernes de mes; 4 varios.

HISTORIA DE MARÍA BREVITA

Son historias que M. Esperanza cogió al oído contadas por nuestro Padre y que ella llama Entretenimientos espirituales y santamente recreativos. Es M. Esperanza la que establece esta relación entre los Entretenimientos espirituales de S. Francisco de Sales y estos del Padre Fundador

Es M. Esperanza la que nos cuenta el origen de esta historia:

Como en los comienzos de la Congregación no teníamos mas confesor y director que a nuestro Padre, éste solía venir todos los jueves por la tarde para confesar a las hermanas, y una vez terminadas las confesiones, hacía una plática a la Comunidad, adaptándose al tema que nosotras mismas le dábamos, pues antes de comenzar solía hacernos esta pregunta ¿De qué se habla hoy?.
Sucedió que uno de los jueves las hermanas tardaron más que de costumbre en confesar y no quedó tiempo para la plática. El jueves siguiente cuando volvió nuestro venerado Padre, una de las hermanas le dijo: Padre, hoy no nos dejará V. sin plática, ¿verdad? Creo que quedarán sin ella porque tardan mucho en las confesiones y como tengo que marcharme al toque de oraciones no dará tiempo a nada. La hermana replico entonces: Seremos brevita… bien dijo nuestro Padre entonces contaré la historia de María Brevita


María Brevita es el prototipo, el ideal de Esclava. En ella encarnaba el Padre su idea de cómo habían de conducirse una Esclava en todas las ocasiones.

Esta historia nos trae el aire puro y fresco de los orígenes, la sencillez y familiaridad que siempre ha existido entre las Esclavas. Es además expresión clara de la pedagogía del Fundador: en forma de entretenimiento, que captaban la atención y despertaban el interés, pone por delante de forma gráfica y sencilla las luces y sombras de una comunidad religiosa y les presenta el modelo que el tiene en su mente y en su corazón. Estilo coloquial lleno de colorido y chispa andaluza.

Cuando se despoja la historia de su ropaje y aquello que puede ser expresión de una época, afloran las líneas fuerza del pensamiento de su autor que son atemporales y por eso permanecen válidas: dulzura y serenidad junto a fortaleza y energía, humildad,  caridad, obediencia, celo apostólico, amor a la voluntad de Dios.