Pascua Misión. Cubiro. Agua Negra. 2015

Pascua Misión Agua Negra


Amor hasta el extremo

De nuevo el Señor nos ha sorprendido, fueron unos días grandiosos, compartir con la comunidad de Agua Negra y sus caseríos cercanos fue maravilloso, el mismo Dios estaba presente allí, en cada casa, en cada rostro, en cada mirada… y en la naturaleza que era un verdadero espectáculo.

 

Cuando se vive desde dentro, cuando se siente el amor de Dios, cuando compartimos desde ese mismo amor, realmente todo cambia. Por eso Jesús murió por nosotros, el amor hace todo posible, el amor transforma, pido a Dios que nos de la gracia de saber amar, que entendamos lo que es el verdadero amor y que Amemos hasta el extremo, como Él lo hizo.

Ledys Labrador. ADC

“Esta experiencia que comenzó el 31/03/2015 en Barquisimeto, sector “Agua Negra” fue para mí una de las experiencias que más me han gustado, lo que más me ha llamado la atención es el trato y la atención de las personas hacia nosotros.
La sonrisa de cada niño al vernos en la comunidad es algo que me llenó mucho por dentro, es descubrir que Jesús está en cada una de las personas. Gracias por tan linda experiencia.”

Katiuska estudiante del colegio de San Javier. Mérida

“Nos recibieron con una satisfactoria sonrisa y alegría; con toda la emoción de saber que éramos misioneras de la Iglesia Católica.

Gracias a Dios  valió la pena caminar porque todas esas personas, adultas, adolescentes y niños siempre estuvieron presentes en todas las actividades. Dios acompañe a toda esa comunidad y al mundo entero.”

Rosibeth Giménez. Estudiante del colegio C. Marcelo Spínola. Barquisimeto

“El encuentro con Dios fue extremadamente bello ver su creación en cada momento, en cada familia, en todo lo que miraba estaba su grandeza. Me llevo el corazón rebozado de su amor infinito su misericordia es grande.

Me siento bendecida por tener esta nueva oportunidad de vivir su amor con otros. Hacer su voluntad…

Gracias a Dios por darnos a su Hijo. Gracias Jesús por morir por mí. Gracias María por ser mi guía a Jesús. Agradecida de servir a Dios para crecer en su amor y llegar a tantos corazones nobles. ¡¡¡Gracias!!!”

Rut Carrero. Laico Spínola. Barquisimeto

“Todo esto es para ponerme en tus manos Señor primeramente para luego ir y llevarte en mi sonrisa y contarles que el Jueves Santo es el día del Amor, de tu Amor por nosotros, visitar cada casa, donde fuimos atendidos por ti, porque en cada sitio que llegamos allí estabas tú, Señor… Me olvidaba comentar que misionamos en un caserío lejos del lugar donde dormíamos. Pero, aún así caminamos nuestro largo trecho, invitado a la gente al viacrucis, luego el inicio del viacrucis con las familias, haciendo las estaciones en cada casa, aunque estaban muy separadas unas de otras, así que el camino lo hicimos cantando, rezando el rosario, terminando en la escuelita con la celebración de la adoración de la cruz, donde asistieron varias familias, niños, muy motivados por el encuentro.

Yelitza Brito. Laico Spínola. Barquisimeto

“Todos disfrutamos de la misión, nos pareció una actividad muy alegre y el compartir con la comunidad nos llenó de gozo, sobre todo por el agrado que ellos mostraban al vernos.”

Saúl. Estudiante del colegio de Barquisimeto

“El compartir con esta comunidad me llenó del deseo de continuar luchando por una vida más humana, solidaria y generosa… Me llevo en  mi corazón rostros, nombres de personas muy solidarias y generosas y sobre todo me llevo cada una de las historias que estas personas nos han contado, me impresionó una en especial, una señora, con lágrimas en sus ojos nos decía que su esposo lleva 4 años desaparecido, y ahora está sola con tres niños que debe cuidar y alimentar, sin embargo tiene la esperanza que algún día lo encontrará vivo, que regresará a su hogar. Unámonos en oración por esta y tantas otras familias que están en una situación tan dolorosa.”

Leslie Gonzáles. Laico Spínola. Barquisimeto.

“Una experiencia llena de fe, una experiencia llena de Dios, de su grandeza y majestuosidad, me voy agradecida, llena de esperanza y de muchas ganas de luchar por un mundo mejor. Una misión que llena mi corazón de alegría, conocer personas que transmiten amor, recibir la paz que necesita mi corazón, contemplar una naturaleza hermosa y llenarme del Espíritu de Dios es lo más hermoso que experimenta mi vida.

Qué bello es sentir que puedes ayudar y llevar la palabra de Dios a rincones que no imaginabas que existían, pero que están allí esperando con los brazos abiertos para conocer y crecer en la fe. Sin duda alguna, “Servir es Reinar”.
Gracias señor, por tus bendiciones, gracias por tu bondad, gracias por escogerme, gracias por tu amor hasta el extremo.”

Jesica Ramirez. Laico Spínola. Barquisimeto

“Cuando descubrimos el amor de Dios en lo sencillo, el corazón se engrandece en alegría y expresa un agradecimiento. Sentir esta plenitud es sin duda una muestra de que Jesús camina conmigo y me ama infinitamente.

Gracias a Dios y a todos los que hicieron posible vivir esta semana santa en el pueblo, “Paraíso de San José”, mejor conocido como “Agua Negra”; porque han sido momentos, personas, palabras, experiencias vividas desde el amor de Jesús.

Dar sin esperar recibir es la mejor muestra de servicio al que estamos llamados y hoy puedo decir que me entregué por completo a lo que el Señor me pidió. Mi corazón agradece cada minuto vivido en esta experiencia.”

Jaimar Palencia. Laico. Colegio de Barquisimeto

“Esta es mi segunda experiencia como misionera, de verdad que estoy muy contenta, conmovida por el gran Amor que Dios siente por mí y por cada uno de nosotros.

Al momento de ir entrando en cada casa y ver la atención de las personas, el recibimiento hermoso, con tanto agrado y gozo; al hablar de Dios y su amor veía en la mirada de las personas una esperanza maravillosa.

En cada celebración de la Palabra vi la presencia de Dios, en cada niño (a), con su alegría, sus ganas de vivir, su inocencia me daban una alegría incomparable. En cada reunión del grupo al final del día me sentí muy bien.

Solo digo que: ¡se haga su voluntad, y no la mía, tengo mi corazón abierto, y que lo haga semejante al de Él!

Gracias Dios por brindarme tu amor incondicional y extremo. Voy con mi frase favorita: “Dios es Amor”
Cosa importante que aprendí y nunca se me  olvidará: “No hagas el bien para que otros te vean, sino porque te nace y te gusta.”

¡Servir es Reinar!”

Aleskath Ponte. Estudiante del Colegio San Javier. Mérida.

aguaNegra.jpg aguaNegra2.jpg aguaNegra3.jpg

aguaNegra4.jpg aguaNegra5.jpg aguaNegra6.jpg