¿Qué hacemos?

- Proyectos/ Cooperación

Apoyamos proyectos que promuevan el acceso a la educación en las poblaciones más vulnerables de Europa, América Latina, África y Asia con el fin de poner al servicio del mayor número de personas, una educación de calidad.

En concreto estamos presentes en áreas desfavorecidas de aquellos países donde está presente la Congregación.

De esta forma tratamos de hacer visibles en las comunidades, las capacidades de cada una de las personas para construir su vida y su futuro.

Creemos en proyectos que generen desarrollo, con efectos multiplicadores sin olvidar la cercanía que nos caracteriza y diferencia. Ese “tú a tú” que heredamos de la familia Spínola, una forma distinta de hacer las cosas. Proyectos que capaciten a las personas para lograr una vida digna en la que sus derechos no se vean vulnerados y se igualen por su ser y no por su tener.

- Sensibilización / Educación para el desarrollo

Llevamos a cabo campañas de sensibilización para acercar a la sociedad española otras realidades, y cumplir así con el sueño de tender puentes entre los pueblos. De esta forma, estamos presentes en los Departamentos de Pastoral de los diferentes colegios que las Esclavas del Divino Corazón tienen en España y participamos de forma activa en la actividad social de los mismos.

Nuestra convicción de que la educación es una herramienta fundamental para el cambio en el mundo, nos hace trabajar también en educación para el desarrollo, intentando fomentar la solidaridad y la implicación de todos en esos procesos de cambio.

“No se quiere lo que no se conoce”. Es nuestra misión dar a conocer a todos que es posible un mundo mejor y diferente. De esta forma, el conocimiento de otras realidades fomentará otro tipo de relaciones entre las personas.

 

-   Voluntariado:

Desde la Fundación Spínola Solidaria, fomentamos el voluntariado y lo entendemos como una forma de compromiso con lo que nos rodea, una respuesta a la pregunta de Ante esto… ¿qué puedo hacer yo?.

Ser voluntario es tener una mirada crítica, que no se conforma con la realidad y lucha por el cambio.

Ser voluntario es optar por los más desfavorecidos.

Ser voluntario Spínola es vivir con la mano tendida a los demás con una actitud de servicio, atenta y desinteresada.

Ser voluntario Spínola es ser agradecido.

Creemos en el voluntariado como estrategia eficaz de sensibilización y desarrollo personal del que entiende su vida desde un dar a los demás de corazón a corazón.

Pará más información visita la página web de la Fundación pulsando aquí