El Movimiento Spínola realizó el campamento del 3 a 5 de mayo en Checa. Había 35 jóvenes de nuestro colegio que participaron. El tema “Algo Nuevo Nace En Ti” centrada en el descubrimiento de los valores que el Señor nos ha regalado, y desde allí, brota el valor de agradecimiento.

Como introducción, hubo dinámicas de integración y luego vimos la película “Maktub”. Los jóvenes trabajaron el conocimiento de su vida interior descubriendo quiénes son los habitantes de su corazón y dándose cuenta de que afectan a nuestra forma de ser. Al final, hicieron un compromiso de cómo vivir los valores que descubrieron y cómo cultivarlos para crecer. Terminamos la tarde con la celebración de la Eucaristía en la capilla.

Entre los talleres eran juegos y dinámicas para fortalecer el valor de la amistad, el compartir, el compañerismo, la alegría, el trabajo en equipo y crecer en autoestima. Los jóvenes estaban divididos en grupos, los mismos  dormían en la misma carpa y cocinaban juntos  sus alimentos.
Fue una experiencia que marca porque cada uno dio lo mejor y mostró lo que realmente es ser Familia Spínola.



EXPERIENCIAS:

Para mí el campamento fue una experiencia buena: en la cual compartí y conocí nuevos amigos. En el campamento nadie se diferenciaba ni por cursos ni por grupos de amigos – éramos uno solo. Ya que si faltaba comida o algo, la otra carpa compartía. Aprendimos a trabajar en equipo.

El campamento también fue un tiempo para reflexionar sobre lo que tengo, los problemas que todas las personas tenemos,  sean ricas o pobres. Aprendí a sembrar nuevos valores y que con el tiempo crecerán y se reflejarán en mis acciones y actitudes. Aprendí también a convivir y cuidar la naturaleza que Dios nos ha regalado.

Karolay Hernández

Mi experiencia en el campamento fue muy bonita porque conocí más amigos, hice mucho más amigos y me divertí bastante. Fue una experiencia inolvidable – pasé bien y trabajé en grupo con muchos amigos. Lo más bonito fue cuando era la hora de comer y cuando jugábamos juntos. Hubo momento también de reflexionar, donde escribíamos  cartas a nuestro corazón, donde decíamos nuestras experiencias y sentimientos. La película también me gustó mucho porque trataba de autoestima.

Espero que el otro año, haga la misma para poderme divertir bastante.

Rubén Figueroa  

Fue bonita porque pudimos conocer más personas y a la vez convivir entre todos.
                                   

Ma. Fernanda Albán

Una experiencia motivadora donde pude relacionarme con los chicos del Grupo Spínola, viví el gran compartir que en la mayoría del tiempo no lo veo en mí y en mi alrededor, una impresión llena de espiritualidad, de interioridad al igual que de mucha alegría, en el cual el compañerismo fue mutuo, más que eso se sintió y se compartió la solidaridad una perseverancia de empeñarse por el bien de todos. Entusiasmo en cada encuentro con el Señor……

Cuando le cantamos fue muy emocionante: “El Que canta reza dos veces” una forma de amar y yo digo que si cantas con tu corazón Él crece en ti, no se olvida de ti sabe que lo quieres….

Y pues podré concluir que me sirvió de mucho, agradezco a todas las personas que se incorporaron. He aprendido a ver más allá de las situaciones, a soñar en grande, a no olvidarme de Dios, tenerlo presente en mi vida diaria, a crecer, a aprender de los errores y a escuchar a mi corazón.

Lucía Visuma